¿Leonardo da Vinci en Puebla?

El Instituto Municipal de Arte y Cultura de Puebla (IMACP) inauguró el pasado 10 de julio con bombo y platillo otra exposición estrella en la Galería de Arte del Palacio Municipal. En este caso la exposición se titula “Leonardo da Vinci, el rostro de un genio”.

Para ser sincera, me rehusaba a ir a ver esta exposición. No he tenido buenas experiencias con algunas de las exposiciones de la Galería del Palacio Municipal en 2017: “World Press Photo” y “Picasso, la estela infinita”, las razones; el montaje y en el caso de la segunda añadiría el sentimiento de que no es lo que esperaba.

Los que vivimos en la ciudad de Puebla nos hemos dado cuenta del alarde que se ha hecho de estas “grandes exposiciones” y nos hemos enterado gracias a la labor de medios como Lado Bdel costo que implica realizarlas.

En la exposición actual, me sorprendió ver poca gente en la galería, yo iba con la intención de hacer fila ya que quedan pocos días para que termine y porque estamos hablando ¡de un Da Vinci!.

¿De qué va esta exposición? Sólo se puede ver un cuadro, la Tavola Lucana, un óleo sobre tabla de 60 por 40 centímetros y que aparentemente está datado en el siglo XVI y es atribuido a Leonardo Da Vinci. Todo lo demás son viniles impresos con reproducciones pequeñas de obras y videos donde hablan sobre el hallazgo, en 2008 por Nicola Barbatelli, del retrato de Da Vinci. En este caso el mensaje es confuso, uno llega con la idea de ver un original de Leonardo Da Vinci, pero cuando lees las cédulas y ves los videos no queda completamente claro la veracidad de la atribución al artista renacentista. La doctora Mariela Arrazola Bonilla califica esto “de “un marketing abusivo sin valor” en el que se hace creer que se trae una obra original cuando no hay certeza de ello”.

Investigando más detalles sobre el retrato la Tavola Lucana, encontré un artículo del periódico Times Malta, donde narran que el productor de cine Oscar Generale, estaba organizando una exposición en la Universidad de Malta donde esta pieza sería la estrella. Sin embargo, la exhibición no se concretó ya que la opinión de expertos del Departamento de Historia del Arte de la Universidad fue contundente para que la oficina legal aconsejara no ser sede de dicha exposición debido a la naturaleza controvertida de la atribución del retrato a Da Vinci. Nicola Barbatelli, quien sería el curador, afirmó que dicha revisión tuvo un grado de superficialidad vergonzoso.

Después de haber ido a la exposición, comentarla y leer estos artículos me quedo con la reflexión que tuve cuando vi “Picasso, la estela infinita”: ¿realmente necesitamos este tipo de eventos culturales de reflector? es evidente que son exposiciones que implican un gasto considerable el cual no creo que se recupere con la taquilla. ¿Por qué con esos montos de inversión no se hacen otro tipo de actividades culturales, que tengan mayor impacto y trascendencia? Un ejemplo, el mismo IMACP otorgó este año sólo 9 Becas de Innovación Artística y Estímulo a la Creación, cada una por un monto de $35,000.00 MN, esta partida representa el 2.6% de los 12 millones invertidos en la exposición de Picasso ¿por qué no inyectarle más presupuesto a estas becas e impactar directamente?.

¿Ustedes fueron a ver “Leonardo da Vinci, el rostro de un genio”? ¿Cuál es su opinión?.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *